sábado, 28 de enero de 2017

Catany por fin y al final



A pesar de haber asistido a uno de los talleres en torno a la exposición del mallorquín, no quedó tiempo de disfrute de la muestra y el período de espera se alargó mucho. Se alargó tanto que lo dejé para el último fin de semana de exhibición.

Y lo cierto es que disfruté muchísimo. Me alegró poder ver el documental preparado a tal efecto, extraído de otro anterior, y después bajé a recrearme con sus fotografías y a llorar en silencio. Me emocioné tanto que lloré delante de sus Natures mortes.

Descubrí a Catany en mis primeros años de carrera. Cuando tenía tiempo y buscaba inspiración, conocer otros autores, otras propuestas, otros modos de ver, cayó en mis manos un ejemplar de Soñar en dioses perteneciente a la biblioteca de BBAA. Es una lástima que no se haya vuelto a editar, porque lo deseo con toda mi alma en mi biblioteca. Y Catany me inspiró. Me gustaban tanto sus desnudos como sus bodegones y retratos. Quizás algunas de sus paisajes correspondientes a La meva mediterranea, me resultaron algo barrocos. Me sorprendieron sus formatos en la exposición años atrás en la Fundación Telefónica, y me hicieron desear viajar a Villa Adriana en Tivoli, por poner un ejemplo.

Me alegró y entristeció a la vez el comprobar la cantidad de obra autoeditada por el autor. Ha sido una pena no poder echar un ojo a los libros. Me quedo con las ganas de saber cuál ha sido el equipo de edición que ha llevado a cabo esos volúmenes.

Y para terminar también, algo o muy poco he conocido en torno a la figura de Alain d'Hooge, ahora que lleva la Fundación de Toni Catany. Investigando su labor de galerista, lleva a otros autores amados como Bernard Plossu y García-Alix.


viernes, 27 de enero de 2017

Libros de este año 2017

La verdad es que no hemos comenzado con una gran aportación en número de libros a mi biblioteca personal, pero sí estoy contenta porque uno de ellos era muy deseado, concretamente el Mono sapiens de Davide Calì y Gianluca Foli.



No recuerdo si ya lo he comentado, pero se trata de un álbum magnífico donde confluyen un texto de gran sensibilidad y una gráfica que lo complementa de manera sublime. No siempre sucede así.




Con el otro libro tuve una corazonada y sabía que vendría. Se trata del segundo Artbook de Rebeca Dautremer, Dautremer y viceversa. Debo ser sincera cuando afirmo que no he tenido tiempo de verlo con detalle. Estos últimos meses están siendo agotadores y plagados de compromisos.

jueves, 12 de enero de 2017

Taller en Cuando ir era volver, de Catany

El mes de noviembre pasado, con la inauguración muy reciente de la exposición de fotografía de Toni Catany en el Canal de Isabel II, en su sede de la calle Santa Engracia, fuimos a un taller participativo y creativo.

La verdad es que el tiempo no nos acompañó demasiado, pues hubiese sido muy bello el realizar las tomas en el exterior. Aquí comparto el enlace a la página de Flicker con el álbum correspondiente.

He de señalar dos cosas: una es que me alegró saber sobre las intenciones de crear una casa-museo del artista; y la otra es que pese a haber realizado el taller, la visita a la expo fue muy selectiva, y por lo tanto no la he visto completa. Sí que recuerdo una fantástica del autor en el espacio de Fundación Telefónica, claro que en esta de ahora, hay presentes una serie de rarezas que no se habían expuesto antes.

Os dejo con dos de mis fotografías de estudiante influenciadas de algún modo por las Natures mortes de Catany. No tienen nada que ver con el proceso de trabajo del autor. Sólo con las flores, para hablar de mujeres.


Mi homenaje particular a Catany, del portfolio Flores, en mis años de estudiante, allá por 2002?



La espera, del mismo portfolio. Imagen que pertenece al imaginario común.



lunes, 12 de diciembre de 2016

Robert Doisneau et les enfants







El martes pasado aprovechamos para pasarnos por la Fundación Canal en C/ Mateo Inurria para ver la muestra dedicada al francés.

Aunque no seamos conscientes, las imágenes de Doisneau forman parte de la cultura colectiva, igual que van ligadas de la mano a las estampas de la capital francesa.

De entre todas las que pude ver, se apreciaban dos autores diferentes, sin quitarle valor a uno u a otro; y no estoy hablando de la fotografía en color y la de blanco y negro, sino de dos miradas diferentes en sus encuadres, sus motivos y sus intenciones. Muy bellas las dos propuestas. Si pasáis por allí, espero que os deis cuenta.

No soy partidaria de fotografiar a niños como objeto de mis fotos artísticas, pero lo que más me ha gustado es ese retrato fiel de los niños en las imágenes de Doisneau. Mis favoritas han sido la del equipo del barrio mostrando a su perro, y la de los niños sentados disfrazados. No son de las más conocidas, por así decirlo de la muestra.

Así que aún hay tiempo de pasar a verlas. Nunca vi tanto público en ese espacio.


sábado, 26 de noviembre de 2016

Certamen de pintura rápida en Barco de Ávila

El mes pasado me acerqué de nuevo al pueblo para pasar la mañana participando en el II Certamen de Pintura Rápida de Barco de Ávila.

Justo ese día hizo una mañana espléndida ya que había estado lloviendo esa misma semana. Lluvia que se echaría en falta semanas más tarde para ver alguna seta por el monte.

Ya he dicho en alguna ocasión que la pintura no es mi fuerte, y al aire libre, menos. Se trabaja muy a gusto en el estudio...

Para terminar dejo alguna foto de ese día y destacar que se pintaron rincones y espacios de todos conocidos del pueblo, estupendos, ya fueran por vecinos o pintores forasteros.










viernes, 18 de noviembre de 2016

Cómo superé lo nuestro

Si algo me enfada con el tema de la ilustración es que ciertas personas se crean con el derecho de poder tener a mano todo lo que uno hace, hasta el último minuto. Pues bien, siento defraudar (o a lo mejor no defraudo a nadie; sólo soy una gran neurótica), al decir que mis proyectos personales no salen a la luz así por las buenas.

Cuando murió mi perra, y cuando vino la nueva, me embarqué en una historia en la cual contaba cómo es tener un perro. Personalmente no me creo poseedora de la vida de ningún ser, pero legalmente, era su ama. Así que puse en imágenes lo que significó compartir mi vida con mi perra. Terminé el álbum en 2015.





Como gran amante de la infancia, espero con impaciencia el día que pueda compartir mis libros y mi biblioteca personal con mi familia. 

miércoles, 16 de noviembre de 2016

II Premio Libro de Artista Ciudad de Móstoles 2016

Hay veces que llego justo a última hora a ver una exposición. Con lo de última hora me refiero al último fin de semana que permanece abierta al público, y luego, claro, pues no sirve de mucho el escribir unas líneas; aunque siempre hay algo que decir.

El II Premio en torno al libro de artista en Móstoles, puede verse en uno de los espacios expositivos del Centro Cultural de la Villa, Plaza de la Cultura s/n del 5 de noviembre hasta el próximo 5 de enero 2017, accesible incluso los domingos por la mañana. Desde la línea 12 de metro Pradillo es lo más cercano.

Como no había visto la muestra del año anterior, no tenía muy claro qué volumen de obra iba a estar disponible. A los amantes de este mundo, les recomiendo la feria Masquelibros que se celebra cada año en Madrid por el mes de mayo y antes de la feria del libro.

Como ya es conocido, las propuestas en torno al libro de artista son múltiples y variadas. Si no recuerdo mal, el profesor Luis Mayo coordinaba la pequeña exposición de estos ejemplares en las vitrinas antes del ingreso a la biblioteca de la facultad de Bellas Artes en Madrid.

De entre todos ellos, hay libros que se abren, libros que se leen, libros que no parecen libros,...etc. Lo que no podemos valorar con detalle, como el jurado, son algunas de las propuestas que no se pueden tocar. Espectacular, muy cuidado, detallista, exigente ha sido el trabajo premiado de Gloria Santacruz.

Os dejo algunas imágenes y con las ganas de verla.











Sobre estas líneas, obra de Manuel Barbero